Por Alejandro Fernández

Los Celtics derrotaron a los Cavaliers en el TD Garden de Boston, por 107-94, encaminando su ruta hacia las Finales de la NBA, al colocar la serie 2-0 antes que ésta se mude a Cleveland.

Brad Stevens agiganta su fama como ”entrenador prodigio”. El coach de 41 años ha llevado a su equipo a la Final de Conferencia sin Gordon Hayward ni Kyrie Irving, las dos estrellas principales de los de Massachusetts. Pero ha sabido apoyarse en la labor que han desempeñado los jóvenes, como Jaylen Brown, quien hoy convirtió 23 puntos, siendo el maximo anotador de los locales.

Terry Rozier, otro joven, colaboró con 18 tantos, aunque en los Celtics también hay veteranos que hacen lo suyo, y ese es el caso del dominicano Al Horford, el cual logró un doble-doble, con 15 puntos y 10 rebotes en 37 minutos de acción.

Mientras ”los verdes”, son un conjunto, Cleveland es LeBron. De nuevo ”El Rey”, firmó un triple-doble, producto de sus 42 anotaciones, 12 asistencias y 10 rebotes, sin embargo, todo ese esfuerzo fue en vano. Kevin Love fue el único escudero de James y completó una actuación muy buena con 22 puntos y 15 rebotes.

La serie ahora se muda al Quicken Loans Arena, casa de los Cavs, donde se disputará el sábado el tercer encuentro entre ambos quintetos.

 

 

Dejar respuesta