En multitud de ocasiones, para referirnos a un lugar muy lejano y exótico, hemos utilizado el término Conchinchina«Está en la Conchinchina»«He tenido que ir hasta la Conchinchina para comprarlo»«Pues como no te vayas a la Conchinchina, aquí no lo vas a encontrar»

Muchas personas piensan que es el nombre de un lugar imaginario, pero todo lo contrario, la Conchinchina existe, pero escrito de otra manera: Cochinchina o Cochin China ya que realmente le sobra una ene que se le ponía de más.

En el siglo XVII, misioneros españoles anduvieron por Cochinchina en una labor de evangelización de la región situada en el sudeste asiático, en el extremo de Indochina, el lugar donde actualmente se encontraría el sur de Vietnam.

Los españoles compartían la colonia con los franceses y fueron éstos los que le dieron el nombre de Cochinchine y todo hace suponer que una españolización del término el cambió de la última vocal y se le añadió esa ene de más, que facilitaba su pronunciación.

Dejar respuesta